BLOG
Mi mundoHistorias InspiradorasRecetasAlimentación EspecialAutismo
RECETAS
TIENDA
SOBRE MÍ
CONTACTO
TIENDA
Harinas
Cereales
Vitaminas
Golosinas
© 2014 Mamá Especial - Todos los derechos Reservados.

Tips para sobrevivir a las crisis de insomnio (Parte II)

Tips para sobrevivir a las crisis de insomnio (Parte II)
 
   

Hace un par de semanas  les conté lo que significaba para nosotros los Episodios de Insomnio que sufre mi hijo, dado a su condición de Autismo y cómo hemos logrado superarlos sin morir en el intento. Dividí el tema en dos partes ya que me parece bastante extenso,  y aparte como les comenté, nuestros episodios están divididos por Niveles, los cuales pueden leer aquí.

 

Como ya les hablé sobre los Niveles 1 y 2, este post lo dedico a explicar cómo son los episodios en Nivel 3... o como a veces lo llamamos: Nivel Godzilla, por el nombre ya se imaginarán como son. Estos episodios significan mínimo unas 8 horas aproximadamente sin dormir (sumadas a las del día), con llanto + gritos de molestia por estar cansado del día y no poder dormir, por tener hambre y no tener ganas de comer, por querer decir algo y no saber expresarse, porque mamá y papá no pueden hacer nada para que duerma y no saben lo que le pasa por su mente... simplemente frustración de no poder dominar tu cuerpo para descansar y no tener palabras para  pedir ayuda.

 

¿Por qué ocurren estos episodios y en qué momento? Bueno estos episodios son culpa de accidentes con la dieta, es decir, le robó una pepita de cereal al compañerito en el colegio o el compañerito quiso compartir un pedacito de su merienda con él, le robó un pellizco de pan a los tíos que visitaba, le dieron a probar algo preparado con un empaque que decía: puede contener trazas de gluten o leche (pero como no dice TIENE GLUTEN Y LECHE se hacen los locos) o el típico: pero chica un pedacito no le va a hacer daño (como no es su hijo y no cree lo que pasa luego, entonces no le importa) que gracias a dios y a su mami exagerada y fastidiosa éstas 2 últimas causas hace más de un año que no pasa.

 

Entonces ya conociendo cómo son los episodios y el porqué suceden vamos a lo más importante: poner a prueba la paciencia y el amor de mami y papi para superar esta situación. Preguntas frecuentes:

 

  1. ¿Cómo no se ponen a llorar al lado del niño?
  2. ¿Cómo logran superar estas crisis?
  3. ¿Cómo lo pueden ayudar?
  4. ¿Qué hacen al día siguiente?

 

Respondo cada una de las preguntas y de una vez dejo recomendaciones:

 

  1. Sí, nos hemos puesto a llorar al lado del niño en algunas ocasiones, sobre todo las primeras veces, porque no somos de hierro y ver a nuestro hijo sufrir, no poder hacer nada natural ni biológicamente posible para que duerma y se sienta mejor, creo que pondría muy mal a cualquier padre. Sin embargo, es justo en ese momento donde tu hijo te necesita fuerte y calmado para poder asistirlo en lo que él necesite. Recomendación:  respira profundo y trata de calmarte para que el niño no se desespere más, con el paso del tiempo irán aprendiendo a ser fuertes y a manejar la situación
  2. No es fácil superar estas crisis, tampoco hay algún libro o guía que te diga qué hacer para superarlo (por eso trato de ayudar con estos artículos). Recomendación:  mantengan la calma, sé que es difícil y que por lo menos uno de los 2 pierde la paciencia, en este caso lo mejor es retirarse hasta calmarse y túrnense el papel de ser fuerte y el papel de llorar y ser débiles como cualquier ser humano lo haría en algún momento. Pero es importante que alguno de los 2 le dé apoyo al niño
  3. Es muy difícil saber exactamente lo que quiere el niño, más aún si no habla y además,  no existe nada natural que le "cure" el episodio, pero sí hay cosas que ayudan. Recomendaciones: en mi caso han ayudado los baños tibios con sales de Epson y darle "fresco" de tilo escondido en agua de Jamaica concentrada con stevia. Esto no lo duerme automáticamente pero lo ayuda a relajarse un poco, donde aprovechamos de hacer alguna actividad que le guste y lo distraiga para que pase el tiempo rápido, baje un poco el mal humor y pueda descansar (ejemplo: ver videos en la tablet que le dan sueño o escuchar canciones de cuna).  También es muy útil ponerse en su lugar para entenderlo un poquito he imaginarse cómo quisieras que te trataran, hazte las siguientes preguntas y respóndete sinceramente:  ¿Cómo te sentirías tú? ¿También llorarías y gritarías? ¿Te gustaría que te regañaran o que te trataran lo mejor posible? ¿Si no puedes hablar cómo pedirías ayuda?
  4. Dependiendo de la situación y cómo hayamos podido manejarla podemos seguir nuestro día de trabajo o quedarnos en casa. Recomendaciones: hágase la idea de que se fueron de rumba y llegaron directo a la oficina, trate de mantenerse de buen humor para que la situación no lo afecte de más y pueda retornar con el niño en la noche. En los casos graves que el niño no pueda asistir al colegio, es recomendable que uno de los padres se quede en casa con él y luego se turnan para descansar.

 

Yo sé que no todo es tan llevadero, que muchas veces ambos padres colapsamos y ninguno puede hacer el papel de fuerte (cosa que lleva la situación a extremos), pero en estas crisis solo hay 2 cosas importantes en qué pensar para guiarse, la primera es recordar que lo más importante es el bienestar del niño y la segunda es recordar siempre que si Dios les dió un hijo especial es porque ustedes son especiales también, tienen la fortaleza, la inteligencia, el valor, el corazón y demás dones para resistir y ayudarlo a superar sus crisis. Sigue tu corazón porque es la voz guía de Dios y mantén la sensatez para hacerlo bien.

 

Nota: Si deseas ver otras recomendaciones relacionadas al caso haz clic aquí.

 


Tambien te recomiendo ver mi articulo sobre "Cómo manejar un Berrinche o Pataleta"

**Imagen tomada de lifehacker.com



Comentarios