BLOG
Mi mundoHistorias InspiradorasRecetasAlimentación EspecialAutismo
RECETAS
TIENDA
SOBRE MÍ
CONTACTO
TIENDA
Harinas
Cereales
Vitaminas
Golosinas
© 2014 Mamá Especial - Todos los derechos Reservados.

El Autismo Y Las Fiestas ¿Compatible o No?

El Autismo Y Las Fiestas ¿Compatible o No?
 
   

Esta es una interrogante de muchas que, como Mamá Especial nos hacemos, sobre todo si tu hijo hace la Dieta GFCFSF, para unos significa exclusión, para otros "robarle la niñez" y para la mayoría un imposible. Sin embargo les puedo decir que a pesar de que no es fácil tampoco es imposible, aparte de que la dieta sólo debe contarse como un plus, pues aún en los niños que no hacen la dieta podemos ver el rechazo, la exclusión y las excusas como:

 

No lo invito porque no le gustan las fiestas

No lo invito porque me destruye la fiesta

No lo invito porque no es amigo de mi hijo

No lo invito porque hace muchos berrinches

No lo invito porque no puede comer nada

 

Hay que ser sinceros con estas situaciones porque además de las excusas anteriores se aparecen hasta una como: "no los invito porque como están en duelo me da lástima, se deben sentir avergonzados y una fiesta no es para deprimidos". Si bien a muchos niños con TEA no les gustan las fiestas ya sea por su Hipersensibilidad Sensorial o por problemas de interacción social, a muchos otros si les gusta, y aunque tal vez no sepan cómo comportarse de manera adecuada, sería un buen gesto enviarles una invitación, pues de esta manera estás reconociendo que forman parte de este mundo, de tu entorno y le das una oportunidad para que aprenda cómo comportarse con el ejemplo de los otros niños, además, no sabes los sentimientos que provocarás en sus padres, pues a ningún padre le gusta que excluyan o discriminen a sus hijos, mucho más cuando su lucha diaria es mucho más dura que simplemente sobrevivir a una fiesta infantil ¿Podrías ponerte en sus zapatos por unos minutos y pensarlo? Así que en resumen, muchas veces la exclusión no es por culpa de la dieta, no es por culpa del niño, de sus padres o del Autismo, muchas veces la exclusión viene de otros adultos que, por exceso de prejuicios, falta de información, comprensión y empatía prefieren ahorrarse la molestia antes de dar una oportunidad. Yo les digo que sí se puede llevar a tu hijo con Autismo a una fiesta si él está de acuerdo y quiere participar, a continuación les cuento cómo ha sido nuestra experiencia y algunos tips que seguramente les servirán.

 

Con Respecto a la Dieta 

 

Muchas personas piensan que si sus hijos hacen una dieta es imposible llevarlos a una fiesta, de hecho, muchas personas ni siquiera quieren probar la dieta porque piensan que será una manera más de discriminación hacia sus hijos como por ejemplo en estas ocasiones especiales, y en mi opinión, eso no va a depender de la dieta, va a depender de su entorno y del tipo de personas que los rodeen, pues si discriminan a tu hijo porque come diferente también lo harán por las estereotipias, por la hiperactividad, por las crisis y rabietas, entre otras diferencias, y nuevamente en mi opinión, ése tipo de personas ni son amigos, ni son familia, porque vamos a estar claros, los verdaderos amigos y la verdadera familia no hacen esas cosas, se supone que te comprenden y te apoyan o por lo menos hacen el intento mostrando interés... Gracias a dios hasta ahora no hemos sido excluidos de fiestas ni reuniones por parte de externos, como desde un principio hablamos bien claro sobre el diagnóstico a todos nuestros amigos y familiares, así desconozcan mucho del tema siempre preguntan y tienen la intención de hacer las cosas para que mi hijo pueda disfrutar también y se sienta incluido. No fue fácil al principio, habían muchos paradigmas con respecto a la dieta y muchas veces ocurrieron "accidentes" que les hicieron ver lo importante que significa la dieta en la vida de nosotros, y digo nosotros porque no sólo es cómo le afecta a Juan, es porque nosotros nos vemos afectados también al tener que lidiar con los malestares del niño y sufrir porque ¿a quién le gusta ver a su hijo con una crisis?.

 

Fiestas en Casa

 

En nuestro caso particular los primeros meses de la dieta obviamente no asistimos a fiestas (aunque sólo fueron 2), pero fue de manera voluntaria no por discriminación, la razón fue porque apenas iniciábamos en ajustes en la dieta y no nos sentíamos preparados para afrontar la situación, no sabíamos cómo hacer para mantener la dieta y que Juan se sintiera bien, aparte de que Juan estaba muy sensible a todo, los ruidos, la gente, etc., eran varias cosas a la vez. En su 3er cumpleaños (a 6 meses del diagnóstico y 3 meses de la dieta) sólo cantamos cumpleaños en casa con una torta pequeña GFCFSF y luego nos fuimos de viaje, no hubo fiesta, fue más como un "retiro espiritual familiar" y un buen regalo para Juan porque realmente es lo que más le gusta: Viajar. Al siguiente año sí celebramos por todo lo alto una "fiesta natural" dentro de la dieta y de la cual TODOS disfrutaron, al principio todos iban con caras raras como diciendo: “todo debe saber raro, me voy a morir de hambre y no voy a disfrutar”, luego cuando comenzaron a probar la comida se asombraron y decían: “no sabía que esto tan rico era tan saludable”, en la fiesta disfrutaron familiares que tenían diabetes y sufrían de hipertensión, estaban felices de poder comer de todo sin enfermarse, al día siguiente me llamaron con comentarios como: “primera fiesta a la que vamos donde disfrutamos, comimos de todo y hoy amanecimos como si nada! Los niños durmieron bien y amanecieron sin malestar!”. A continuación les doy algunos tips para hacer fiestas teniendo una dieta especial:

 

  1. Bebidas: Limonadas y Jugos naturales endulzados con xilitol o stevia, aguas saborizadas con flor de Jamaica, limón, mandarina o naranja, etc.
  2. Pasapalos / Tapas / Picaditas: arepitas tricolores (remolacha, zanahoria y espinaca), tequeños de yuca rellenos de pollo o queso de almendras, bolitas de carne o pollo, mini pizzas, nuggets y papas fritas caseras, etc., todo sin gluten y sin lácteos.
  3. Snacks: chips de vegetales como papa, camote/batata, platano, yuca, entre otros, palomitas de maíz, tortillas de maíz tipo nachos, entre otros, también hago salsas y dips para untar como crema de pollo, queso de almendras, mayonesa natural con sabor a pimentón o zanahoria, diablito natural, etc
  4. Dulces: frutas en todas las presentaciones, enteras, picadas, en puré, bañadas en chocolate casero, en helados, pinchos, etc. Galletas y Cupcakes sin gluten, azúcar ni lácteos
  5. Torta/Pastel y Gelatinas: si no puedes encargar a alguien el pastel sin gluten puedes hacerlo en casa, hay varias recetas sencillas y deliciosas de hacer pasteles dentro de la dieta, con respecto a las gelatinas las hago con frutas o agua de flor de Jamaica y gelatina sin sabor ni colorantes
  6. Piñata y Cotillones: por lo general los cotillones son regalitos que le damos a los invitados por haber asistido a nuestra fiesta, en este caso les hago un regalo útil, no envío comida, envío juguetes didácticos o un libro, cuento, rompecabezas, etc. En la piñata siempre metemos las chucherías que puede comer mi hijo aparte de los jugueticos que van tradicionalmente, si no consigues chucherías sanas en tu país pues rellena la piñata sólo con juguetes.

 

 

Fiestas Fuera de Casa

 

Cuando las fiestas no son en casa y no tenemos el control de las comidas, dependiendo de las personas que nos inviten llevamos o no cosas, por ejemplo, en el caso de mi familia, ya ellos saben qué cosas puede comer mi hijo y qué no, así que en sus fiestas si no son dentro de la dieta, siempre hay un lado de la mesa o una mesa con cosas para Juan, en este caso no es necesario llevar nada especial, igual siempre pregunto antes de ir por si falta algo, también para nosotros es costumbre colaborar cuando es algo familiar, cada quién le toca llevar algo para compartir y pues en ese caso llevo cosas que Juan puede comer.  En el caso de fiestas de amigos donde sé que la comida es totalmente fuera de la dieta es obvio que le llevo comida a Juan, siempre pregunto de qué será la torta/pastel, qué tipo de comidas, pasapalos o picaditas van a servir y me preparo según lo que le guste a Juan, también antes de ir le explico que debe recordar que en las fiestas no debe comer en exceso porque después se siente mal y se enferma del estómago, él también está acostumbrado a sus comidas y cuando le provoca comer algo o tomar siempre me busca a mí primero, obviamente yo siempre estoy pendiente de él, pero es más el tiempo que pasa brincando que el que pasa comiendo, siempre come primero algo como si fuese un ritual, llega, come unos chips, toma algo y luego a jugar. 

 

Al llegar a la fiesta siempre les explico y recuerdo a los anfitriones que Juan tiene una dieta para evitar que le ofrezcan algo, también coloco sus cosas en la mesa para que las ubique cuando le provoque. A medida que van creciendo se les va creando conciencia y cada vez es más fácil, aparte de que en este caso sí es bueno aprovecharse de la Hipersensibilidad Sensorial si la tiene en el gusto, pues así utilizamos la selectividad de comidas a nuestro favor. Con respecto a los anfitriones, mientras más conciencia les hemos ido creando cada vez encuentro más cosas que Juan puede comer, cada vez sus fiestas son menos dañinas en general, veo más jugos y frutas, cosa que me parece genial para todos los niños. A continuación les doy algunos tips para asistir a fiestas teniendo una dieta especial:

 

  1. Llamar al anfitrión para preguntar qué bebidas, comidas y snacks van a servir para llevar tu versión especial, no olvides preguntar de qué será el pastel.
  2. Arma una lonchera con los snacks preferidos de tu peque y que se parezcan a los que estarán en la fiesta, yo siempre llevo nachos, chips de plátano, palomitas de maíz, galletas de yuca o arroz
  3. Si entre las bebidas habrán refrescos entonces lleva tu versión sin azúcar y sin colorantes como es el caso de la Sprite Zero o 7UP Ligth, también lleva agua para que realices mi truco, cuando el niño se descuide le vas agregando agua al vaso de refresco
  4. Lleva tu versión del pastel/torta y la gelatina, si la torta será rellena le hago una igual rellena, si será de chocolate le llevo un brownie, etc. Al momento de cantar cumpleaños y picar la torta pido un plato igual al de los demás niños y ahí le sirvo
  5. A la hora de la piñata, si a tu hijo le gusta participar enséñalo a que se recogen las cosas, se guardan en la bolsita y se llevan a casa, que eso no es para comer en la fiesta, así tendrás tiempo  de sacar las cosas no permitidas sin que se dé cuenta
  6. Anticípate a la entrega de cotillones y cerciórate de que el de tu hijo tiene cosas permitidas, de no ser así saca las que no son, también puedes recordarle al anfitrión antes de la fiesta que el cotillón de tu hijo no debe tener esas cosas, en caso de que no puedas hacerlo, yo me llevo sus chucherías y antes de darle el cotillón les cambio las golosinas por las que sí puede comer.

 

Con Respecto a la Interacción Social Y la Hipersensibilidad Sensorial

 

Y para finalizar el tema del Autismo y las fiestas les hablo sobre la Hipersensibilidad Sensorial y la Interacción Social, siempre es complicado manejar la parte conductual de nuestros niños TEA en una fiesta, también es preocupante la interacción social pues en estos eventos es muy difícil que nuestros niños controlen sus emociones, con esto ya es evidente que nuestros niños son diferentes, son "raros" y si las personas no están enteradas de la condición de nuestros hijos comienzan a etiquetarlos (cosa que muchos padres creen evitar al no decir su condición) ¿Mi recomendación? Pues siempre anticipar al niño lo que va a encontrar en la fiesta unos días antes, la música, los juegos, muchos niños, un lugar diferente, etc. Si es posible póngale la música infantil que probablemente escuchará, juegue con él en casa para enseñarle cómo debe jugar con los otros niños, entre otras cosas, la idea es que el niño vaya preparado mentalmente a participar o al menos observar cómo se debe comportar en una fiesta y si algo se le olvida poder recordarle.

 

Conducta e Interacción Social

 

No es de buenas a primeras, toma su tiempo, pero es importante que siga exponiéndose a este tipo de eventos y poco a poco irá relacionándose, también influye si los niños de su entorno son conscientes de las diferencias y se les anima a ayudar. Aquí la comprensión del entorno, los juegos y comportamientos sociales juegan un gran papel en el comportamiento de nuestros niños ya que, nuestros niños tienen un comportamiento diferente al del resto de los niños precisamente porque no comprenden las reglas sociales, el lenguaje corporal y a veces hasta el lenguaje verbal. Es importante que le enseñemos las cosas que deben hacer y las que no deben hacer en una fiesta, siempre explicar el por qué y para qué debe hacerlo, enseñárle los juegos tradicionales y los concursos, cómo juegan los niños, etc. También es importante explicarle a los niños que están en la fiestas que tu hijo no sabe jugar y le encantaría que lo enseñaran a jugar, explicarle las diferencias y que hay que explicarle varias veces, pero siempre fomentando la interacción social de los niños, diciendo que aunque tu hijo no los mire a la cara o no hable bien quiere ser su amigo y aprender. ¡Sí se puede!

 

Hipersensibilidad Sensorial

 

La parte más difícil siempre es la Hipersensibilidad Sensorial, va a depender de cada niño y el sentido que esté más afectado, por lo general el más común es el auditivo, la música, los globos, los niños gritando, etc. ¿Mi recomendación? Un paso a la vez, antes de exponer a su hijo a una Crisis Sensorial primero realice una sensibilización y consciencia de lo que sucede a su hijo, practiquen las actividades antes mencionadas en casa a tolerancia y poco a poco ir subiendo estrés y presión, ejemplo: la música, póngala a un volumen que el niño tolere y enséñele a bailar y cantar, luego ir subiendo el volumen hasta que tolere volumen alto.

 

 



Comentarios